Tipos de Lentes de Contacto

Las lentes de contacto son una excelente opción para casi cualquier persona que necesite corregir su vista y no quiera llevar gafas todo el día o someterse a una operación de Laser.

A continuación,  vamos a enumerar los conceptos básicos que debes conocer sobre las lentes de contacto antes de consultar a un oftalmólogo si estás interesado en usar lentes de contacto.

tipos de lentes de contacto

Materiales de las lentes de contacto

La primera opción a la hora de considerar las lentes de contacto es qué material de lente satisfará mejor sus necesidades. Existen cinco tipos de lentes de contacto, según el tipo de material del que estén hechos:

  • Las lentes blandas están hechas de plásticos gelatinosos que contienen agua, llamados hidrogeles. Estas lentes son muy delgadas y flexibles y se ajustan a la superficie frontal del ojo. Introducidas a principios de la década de  los 70, las lentes de hidrogel hicieron que el uso de las lentes de contacto fuera mucho más popular porque son mucho más cómodas que las realizadas en materiales anteriores. La única alternativa en ese momento eran las lentes de contacto duras hechas de plástico PMMA (ver abajo). Las lentes de PMMA, aunque a la larga tienen muchas ventajas, suelen tardar semanas en adaptarse y muchas personas no pueden usarlas con éxito.
tipos de lentes de contacto
  • Las lentes de hidrogel de silicona son un tipo avanzado de lentes de contacto blandas que son más porosas que las lentes de hidrogel normales y permiten que llegue aún más oxígeno a la córnea. Introducidas en 2002, las lentes de contacto de hidrogel de silicona son ahora las más populares en los Estados Unidos.
  • Las lentes permeables de gas también llamadas lentes GP o RGP- son lentes de contacto rígidas que se ven y se sienten como las lentes de PMMA  pero son porosas y permiten que el oxígeno pase a través de ellas. Debido a que son permeables al oxígeno, las lentes GP pueden ajustarse más cerca del ojo que las lentes de PMMA, haciéndolas mucho más cómodas que las lentes duras convencionales. Desde su introducción en 1978, las lentes de contacto permeables al gas han reemplazado esencialmente a las lentes de contacto no porosas de PMMA, o las rígidas de toda la vida. Las lentes de contacto GP a menudo proporcionan una visión más nítida que las lentes de contacto de hidrogel blandas y de silicona, especialmente si tienes astigmatismo. Normalmente lleva algún tiempo para que sus ojos se ajusten a las lentes permeables al gas cuando comienzas a usarlas por primera vez, pero después de este período de adaptación inicial, la mayoría de las personas encuentran que las lentes GP son tan cómodas como las lentes de hidrogel.
  • Las lentes de contacto híbridas están diseñadas para proporcionar una comodidad de uso que rivaliza con las lentes de hidrogel blandas o de silicona, combinadas con la óptica cristalina de las lentes permeables al gas. Las lentes híbridas tienen una zona central rígida permeable a los gases, rodeada por una «banda» de hidrogel o material de hidrogel de silicona. A pesar de estas características, sólo un pequeño porcentaje de usuarios. usan lentes de contacto híbridas, tal vez porque estas lentes son más difíciles de ajustar y son más caras de reemplazar que las lentes de hidrogel blandas y de silicona.
  • Las lentes de PMMA están hechas de un material plástico rígido transparente llamado polimetacrilato de metilo (PMMA), que también se utiliza como sustituto del vidrio en ventanas a prueba de rotura y se vende con las marcas comerciales Lucite, Perspex y Plexiglas. Las lentes de PMMA tienen una óptica excelente, pero no son permeables al oxígeno lo que las hace más difíciles de adaptar. Estas «lentes de contacto duras» (ya algo anticuadas) han sido practicamente reemplazadas por lentes GP y hoy en día raramente se venden.
    En 2017, el 64% de las lentes de contacto recetadas eran de hidrogel de silicona, seguidas por lentes blandas (hidrogel) (22%), lentes permeables al gas (11%), lentes híbridas (2%) y lentes de PMMA (1%).

Tiempo de Uso de las lentes de contacto

Hasta 1979, todos los usuarios de lentes de contacto se las quitaban y limpiaban todas las noches. La introducción del «uso prolongado» permitió a los usuarios algo hasta entonces inimaginado, que era dormir con sus lentes de contacto. Ahora, las lentes de contacto se pueden clasificar según el tiempo de uso:

  • Uso diario:  Hay que quitárselas cada noche antes de dormir.
  • Uso prolongado: Se pueden usar por la noche, y consecutivamente hasta 7 días sin quitárselas.
  • El uso continuo: es un término que a veces se utiliza para describir hasta 30 noches consecutivas sin quitárselas, que es el tiempo máximo de uso aprobado por la FDA.

Cuando cambiar las lentes de contacto

Incluso con el cuidado adecuado, las lentes de contacto (especialmente las lentes de contacto blandas) se deben cambiar con frecuencia para evitar la acumulación de suciedad y grasas en las lentes  que aumentan el riesgo de infecciones oculares y especialmente de conjuntivitis.

Las lentes blandas tienen la siguente clasificación, basada en la frecuencia con la que deben desecharse:

  • Lentes desechables de uso diario – Desechar después de un solo día de uso.
  • Lentes desechables – Desechar cada dos semanas o antes.
  • Lentes de reemplazo frecuente – Descarte las lentes mensual o trimestralmente.
  • Lentes tradicionales (reutilizables) – Desechar cada seis meses o más.

Las lentes de contacto permeables al gas son más resistentes a la acumulación de grasas y suciedad, por lo que  no necesitan ser desechadas tan frecuentemente como las lentes blandas. A menudo, las lentes GP pueden durar un año o más antes de que sea necesario cambiar a unas nuevas.

El programa de reemplazo de lentes de contacto recetado con mayor frecuencia en 2017 fue mensual (40 por ciento), seguido de diario (35 por ciento), cada una o dos semanas (24 por ciento) y anualmente (1 por ciento).

Diseños de Lentes de Contacto

Las lentes de contacto blandas (tanto las de hidrogel estándar como las de hidrogel de silicona) se fabrican en una variedad de diseños, dependiendo del uso previsto que se les vaya a dar:

  • Las lentes de contacto esféricas tienen la misma potencia en toda la parte óptica del cristalino para corregir la miopía o la hipermetropía.
  • Las lentes de contacto blandas tóricas tienen diferentes potencias en diferentes partes de la lente para corregir el astigmatismo, así como la miopía o la hipermetropía.
  • Las lentes de contacto multifocales (incluidas las lentes de contacto bifocales) tienen diferentes zonas de potencia para la visión de cerca y de lejos con el fin de corregir la presbicia (vista cansada o vista de cerca), así como la miopía o la hipermetropía. Algunas lentes multifocales también pueden corregir el astigmatismo.
  • Las lentes de contacto cosméticos incluyen lentes de contacto de color diseñadas para cambiar o intensificar el color de los ojos con mero caracter cosmético. Las lentes de contacto de Halloween, teatrales u otras lentes de contacto de efectos especiales también se consideran lentes cosméticas. Para usar este tipo de lentes es conveniente que sean prescritos por un oftalmólogo u optometrista ya que se debe conocer las dimensiones y forma del ojo, para que al ponerselas se adapten bien y no dañen el ojo.


Todas estos tipos de lentes pueden ser hechas a la medida para ojos difíciles de ajustar.

Otros diseños de lentes también están disponibles – incluyendo lentes fabricadas para su uso en situaciones especiales, como la corrección del queratocono.

Más Funciones de las Lentes de Contacto

  • Lentes de Contacto bifocales para astigmatismo. Estas son lentes de contacto blandas avanzadas que corrigen tanto la presbicia como el astigmatismo, de modo que usted puede permanecer sin gafas después de los 40 años, incluso si tiene astigmatismo.
  • Lentes de Contacto para ojos secos. ¿Se secan habitualmente sus lentes de contacto haciéndole más incómoda la visión? Algunas lentes de contacto blandas están especialmente diseñadas para reducir el riesgo de síntomas del ojo seco por causa del uso de lentes de contacto.

  • Lentes de color. Muchos de los tipos de lentes descritas anteriormente también se pueden realizar en colores que pueden realzar el color natural de los ojos, es decir, hacer que sus ojos verdes sean aún más verdes, por ejemplo. Otras lentes de color pueden incluso cambiar totalmente el color de sus ojos, de marrón a azul.

  • Lentes de efectos especiales. También llamadas lentes teatrales, de moda, cosméticas o de disfraz, las lentes de contacto de efectos especiales llevan la coloración un paso más allá para que parezcas un gato, un vampiro u otro «personaje» de tu elección.

  • Lentes protésicas. Las lentes de contacto de color también se pueden utilizar para fines más médicos. Las lentes blandas opacas llamadas lentes de contacto protésicas pueden ser diseñadas a medida para un ojo que ha sido desfigurado por una lesión o enfermedad para enmascarar la desfiguración y adaptarse a la apariencia del otro ojo no afectado.

  • Lentes a medida. Si las lentes de contacto convencionales no se adaptan a tus ojos, es posible que seas un candidato para lentes de contacto personalizadas hechas a medida de tus necesidades visuales y de forma individual. probablemente serán algo más caras que las convencionales, pero también te permitiran usarlas y disfrutar de su comodidad frente a las gafas.

  • Lentes que protectoras de rayos UV. Algunas lentes de contacto blandas ayudan a proteger los ojos de los rayos ultravioleta del sol que pueden causar cataratas y otros problemas oculares. Pero debido a que las lentes de contacto no cubren todo el ojo, puedes usar lentes de sol con filtro UV al aire libre para tener la mejor protección contra el sol.

  • Lentes escleróticas. Las lentes permeables a gases de gran diámetro llamadas lentes de contacto escleróticas están especialmente diseñadas para tratar el queratocono y otras irregularidades de la córnea, así como la presbicia.

  • Lentes de Contacto de control de la miopía. También se están desarrollando lentes de contacto especiales para retardar o detener la progresión de la miopía en los niños.

Cerrar menú